¿Qué significa sumarse como voluntario?

Qué tal si analizamos que significa colaborar solidariamente con una acción a favor de los sectores marginados. Podríamos comenzar pensando en la acción y sus destinatarios. Estos últimos como marginados se encuentran en total indefensión, son quienes tienen la prioridad de ser acompañados y atendidos. Quienes sufren y necesitan ser empoderados. Sumarse a un proyecto significa trabajar juntos para el bien de ellos, y no necesariamente para quienes realizan la acción solidaria y ni para el beneficio de nosotros mismos. El centro es el marginado y requiere de una acción responsable. Lejos de una visita temporal o proyectos que se alejan de la convivencia como proceso amoroso y de transformación. Para ello, al incorporarnos como colaboradores voluntarios, debemos ser capaces y responsables de realizar acciones completas, simples o complejas que comiencen con un relevamiento, una ejecución y reajustes que culminen un objetivo en sí mismo o un producido completamente acabado como acto personal o comunitario. El compromiso debe ser integral, por más que sea una parte o fracción de un problema o sistema a resolver. El tiempo comprometido debe incluir la interacción con los demás, conocer el contexto leyendo bibliografía o haciendo reconocimiento en campo, de ser posible trabajo en proximidad y la asimilación del contexto de trabajo y de acción.

Es común que los voluntarios deseen colaborar en un proyecto para ganar experiencia en su profesión y en especial en un entorno que les sea beneficioso para la misma.  Muchas veces ligada con los contextos dominantes y lejanos de las necesidades que surgen en la acción para obtener resultados en la periferia donde los procesos tienen otro fin y otras necesidades. Humanizar la solidaridad significa realizar acciones responsables y completas en sí mismas con los actores involucrados.

Hay situaciones propias de las personas, en especial por factores culturales o historias personales que movilizan a la persona a efectuar una acción voluntaria. Un impulso. Si no se es consciente de desmontar de sus inquietudes esta necesidad meramente personal y temporal, los resultados serán escasos o en muchos casos pueden afectar al sector beneficiado o a los demás compañeros de acción.

No importa el valor monetario de lo que hagas, sino si es justo sin esperar un mérito o un lucro.

El accionar responsablemente requiere de una actitud consecuente con lo anteriormente expresado, para ello es muy apropiado un proceso de transformación que muchas veces condiciona a un despojo de lo anteriormente preestablecido o que se consideraba apropiado aunque inconexo con una solución íntegra amorosa. Dicho proceso en algunos casos puede ser complejo, controversial y chocante para el candidato.


Fuentes:

G. Reimondo, «¿La ética como motor de los proyectos o de acciones responsables? (Primera Parte)», TECNOLOGIA HUMANIZADA Núm. 1 del 2022

G. Reimondo, «¿La ética como motor de los proyectos o de acciones responsables? (Segunda Parte)», TECNOLOGIA HUMANIZADA Núm. 2 del 2022

 

Acerca de Realidad Empoderada 48 Articles
Realidad Empoderada un proyecto tecnológico para el empoderamiento social solidario.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*